Automotores

El perfil común implica un sólido núcleo de competencias comunes que se requieren para situarse en un contexto dado, participando de un modo activo, crítico y reflexivo.
Con este fin, el Técnico en Automotores al culminar su trayecto formativo habrá desarrollado las siguientes competencias comunes:

  • Desempeñarse con autonomía en instancias de comunicación oral y escrita.
  • Interpretar y analizar diversos procesos sociales (culturales, políticos, económicos), naturales, científicos y tecnológicos.
  • Identificar, explicitar y resolver problemas con autonomía y creatividad.
  • Procesar, organizar y comunicar informaciones múltiples.
  • Emplear los recursos tecnológicos interpretando y evaluando el impacto de su uso y desarrollo.
  • Manejar conocimientos básicos del idioma inglés como lengua de comunicación internacional.
  • Valorar la importancia de la actualización permanente de los conocimientos.
  • Analizar y responder a situaciones cambiantes desde una postura crítica.
  • Integrar equipos de trabajo comprendiendo las ideas y necesidades de los pares.
  • Asumir compromisos individuales y/o grupales con responsabilidad.
  • Participar de manera crítica, reflexiva, solidaria, ética y democrática, en instancias de convivencia social.
  • Respetar la diversidad étnica y cultural, local, regional, nacional e internacional.
  • Reconocer los componentes y códigos de representación en las producciones artísticas.
  • Apreciar el valor de la cultura y de la educación en el desarrollo de la sociedad.
  • Actuar en la protección y prevención de la salud en el plano personal y social, y en la promoción de acciones que tiendan al mejoramiento del ambiente posibilitando un desarrollo sustentable.

El Técnico en Automotores tiene un amplio horizonte de empleabilidad en la industria automotriz que abarca el automóvil, vehículo de transporte público, máquinas viales, motores de embarcación, maquinaria agropecuaria, etcétera. Puede desempeñarse en las siguientes áreas ocupacionales: empresas de autopartes, terminales, concesionarias, verificadoras, empresas prestadoras de servicios, oficinas de asesoramiento, talleres de reparación de automóviles, y comercialización ya sea en relación de dependencia o generando el propio emprendimiento, etcétera.
Desde el punto de vista de la escala de la empresa podrá ser grande, pequeña o emprendimiento micro empresarial.
También estará preparado para generar y gestionar, autónomamente o con otros profesionales, emprendimientos productivos o de servicios en las áreas vinculadas a su competencia.
La formación polivalente hace posible tanto la movilidad interna (distintos sectores) como externa (distintos tipos de empresa) del técnico en el mercado de trabajo y lo prepara para trabajar interdisciplinariamente y en equipo, adaptarse a nuevos roles profesionales y continuar aprendiendo a lo largo de toda su vida.
Los roles del técnico podrán ser, en distintas etapas de su carrera, desde fuertemente específicos,hasta marcadamente globales y de gestión; variando con el tamaño, contenido tecnológico y tipo de proceso y producto de la empresa en la que se desempeñe.
En empresas de mayor tamaño, participa, desde sus tareas específicas, dentro del “equipo de producción” (trabajo en grupos, en células, etc.), incrementándose la participación en los aspectos más estratégicos del negocio y de toma de decisiones a medida que el tamaño de la empresa disminuye. Estos aspectos asumen una importancia central en la gestión de autoemprendimientos. Esta relación entre especificidad y globalidad se manifiesta también en las empresas de servicios tercerizados.
El trabajo coordinado, en equipo y de interrelación con otros sectores ocupa un lugar clave en las actividades de proyecto, diseño y montaje.
Los requerimientos de mantenimiento del sector productivo refuerzan el compromiso entre la especificidad y la globalidad de la tarea del técnico. El grado de participación en aspectos estratégicos estará en función del nivel de complejidad de la tecnología incorporada a los equipos e instalaciones y del tamaño y las formas de organización de las empresas de automotores.
Los técnicos podrán actuar en departamentos de abastecimiento, cumpliendo un importante rol en la selección y como proveedores de recursos específicos; en las actividades de comercialización y asesoría de automotores y en servicios de venta y posventa.
MARCO DE REFERENCIA RES. CFE Nº15/07 ANEXO IX

Del análisis de las actividades profesionales que se desprenden del Perfil Profesional, se establecen como habilitaciones para el Técnico en Automotores:

  • Efectuar anteproyectos de partes y conjuntos constitutivos del automotor.
  • Proyectar y dirigir las instalaciones mecánicas de los talleres de reparación y/o mantenimiento del automotor.
  • Supervisar y aprobar los ensayos finales de funcionamiento, tanto de partes, instalaciones eléctricas, mecánicas, hidráulicas, neumáticas, transmisión de datos eléctricos y electrónicos, combustibles líquidos, gaseosos, alternativos y/o conjuntos del automotor así como unidades completas.
  • Planificar los servicios de mantenimiento de flotas de automotores.
  • Realizar peritajes de las condiciones y/o investigaciones de funcionamiento en caso de siniestros de automotores.

MARCO DE REFERENCIA RES. CFE Nº15/07 ANEXO IX

Comentarios cerrados.